| | | | | |

SEGUNDO CICLO DE EDUCACIÓN BÁSICA (5º a 8º Básico).

Este ciclo se ocupa de la educación de los niños entre 10 y 13 años aproximadamente. En esta etapa, además de la formación general del alumno, corresponde prepararlo para la continuación de estudios de enseñanza media. El curriculum se organiza en cursos de 5° a 8° (NB3 NB4 NB5 y NB6).

Se caracteriza por ser una etapa de consolidación de la formación básica y general, por un mayor estudio disciplinario; por ser la etapa de progresiva superación del pensamiento concreto, de afianzamiento de hábitos, actitudes, valores y habilidades cognitivas de elaboración sistemática de un conocimiento propio, y finalmente una etapa crítica en el conocimiento y aceptación de sí mismo, dados los cambios significativos que provocan la progresión del mundo infantil hacia un mundo adulto, teniendo como ejes de la convivencia estudiantil la libertad aparejada con la responsabilidad.

 

Objetivos específicos del Ciclo.

Área Cognitiva

Elaborar y desarrollar estrategias personales de identificación y resolución de problemas en los principales campos del conocimiento, utilizando habilidades de razonamiento.

Acentuar los procesos de aprendizajes significativos.

Utilizar diferentes medios de expresión para comunicar sus opiniones, deseos, sentimientos demostrando coherencia lógica y conceptual.

Utilizar en forma autónoma y crítica las principales fuentes de información existentes en su entorno (prensa, radio, televisión, revistas especializadas, internet, e-mail, chat, multimedia, etc.) con el fin de planificar sus actividades, compartir información obtenida previamente y adquirir nueva información.

 

Área Afectiva

Conocer sus afectos, aceptarlos y aprender a manifestarlos dentro de los marcos establecidos.

Actuar y desenvolverse con autonomía en sus actividades habituales y en los grupos sociales a los que pertenece.

Establecer relaciones equilibradas y constructivas con las personas con las que interactúa en las distintas situaciones sociales.

 

Área Social

Participar solidaria y responsablemente en las actividades y proyectos del liceo, la comunidad y la familia.

Identificarse con su grupo de pertenencia, conociendo y valorando de manera crítica, sus normas, valores y formas culturales.

Desarrollar una vocación por la verdad, la justicia, la belleza, el bien común, el espíritu de servicio y el respeto por el otro como principios básicos de desarrollo personal en el contacto con otros.

Desarrollar un espíritu emprendedor y de trabajo en equipo; de valoración de las relaciones interpersonales basadas en la confianza y la responsabilidad.